Padre asfixia accidentalmente a su hijo mientras jugaba videojuegos

Trágicas noticias llegan desde Florida, Estados Unidos, ya que fue revelado que un padre, en una brutal muestra de paternidad, asfixió a su hijo de 6 años hasta matarlo durante noche buena del 2015, esto como supuesto castigo por no hacerle caso a irse a la cama luego de que el hombre estuviese jugando videojuegos.

Según comentó la esposa del culpable, James Dearman, de 31 años, estaba intentando enviar a sus hijos a la cama temprano por las festividades de navidad para poder seguir jugando videojuegos tranquilo cuando ocurrieron los problemas, los menores de 6 y 7 años no hacían caso y los obligó a quedarse mirando la pared un buen rato. El niño de 6 no hizo caso y volteó para ver que estaba jugando su padre.

Ante esto, el enfurecido Dearman tomó al niño, lo obligo a ponerse boca abajo en el sillón. Acto seguido, el hombre de 122 kilos se sentó en la cabeza de su hijo mientras seguía jugando, asfixiandolo de este modo. El niño gritaba y lloraba para poder salir de ahí, ya que no podía respirar. En la escena se encontraba su hermano y la polola del menor de 6 años quienes presenciaron el hecho, el que duró unos 5 minutos mientras continuaban jugando, luego el niño dejó de moverse.

Posteriormente la pareja fue a fumarse un cigarro a la cochera y cuando regresaron notaron que el menor tenía los labios azules y no respiraba. Llamaron al 911 y Dearman intentó hacerle respiración boca a boca sin éxito. El pequeño de 6 años fue declarado muerto al llegar al hospital, donde también le encontraron un moretón en la espalda. James Dearman fue arrestado sin oposición de su parte y ahora será condenado por el crimen de homicidio. El hermano mayor se encuentra en custodia preventiva.

Deja un comentario